29. may., 2018

La vueltas del abecedario: la palabra y el receptor vinculándose

Fuente: www.wikilogica.org.es

Las palabras y el lenguaje existen para vincularnos con la Lógica. Hasta ahora, éste es el vínculo que hemos reconocido con el desarrollo de la primera vuelta del abecedario. De modo que la primera vuelta del abecedario me vincula con la lógica de la palabra.


Como en todo proceso de comunicación, hay un emisor y un receptor. En este caso vamos a tomar como emisor a la palabra (con su margen de error) y como receptor a la persona común (con su margen de error). Por lo que vamos a ampliar la definición introduciendo el pin-pon entre ellos: la palabra como emisora y la persona común como receptora.


De modo que la primera vuelta del abecedario me vincula con la lógica de la palabra en el contexto (visto desde el emisor). O cómo la lógica utiliza la palabra para vincularse conmigo en el contexto (visto desde el receptor).


Entonces, con las siguientes vueltas, obtengo:


La segunda vuelta del abecedario me vincula con la lógica de la palabra en los circuitos. O cómo la lógica utiliza la palabra para vincularse conmigo a través de mis circuitos (si estoy en convergencia) y emociones (si estoy en divergencia).


La tercera vuelta del abecedario me vincula con la lógica de la palabra en la percepción neurológica. O cómo la lógica utiliza la palabra para vincularse conmigo a través de mi percepción neurológica (si estoy en convergencia) y mis pensamientos (si estoy en divergencia).


La cuarta vuelta del abecedario me vincula con la lógica de la palabra en el diseño. O cómo la lógica utiliza la palabra para vincularse conmigo a través de mi diseño (si estoy en convergencia) y mi identidad particular (si estoy en divergencia).


La quinta vuelta del abecedario me vincula con la lógica de la palabra en la propia Lógica abstracta. O cómo la lógica utiliza la palabra para vincularse conmigo a través de mi lógica (ya sea divergente o convergente).


Supongamos que quiero observar el vínculo, como receptor, con la lógica de la palabra que nombra el país “Argentina”, y que mi nombre es Ana. Vendría a ser algo así como:

  • La primera vuelta: es el significado lógico de la palabra “Argentina” operando en el contexto del receptor. Así que la vuelta 1 me hablaría de “la lógica de Argentina en mi contexto (en el de Ana)”.
  • La segunda vuelta: es el significado lógico de la palabra Argentina” operando en los circuitos de Ana.
  • La tercera vuelta: es el significado lógico de la palabra “Argentina” operando en la neurología de Ana.
  • La cuarta vuelta: es el significado lógico de la palabra “Argentina” operando en el diseño de Ana.
  • La quinta vuelta: es el significado lógico de la palabra “Argentina” operando en la lógica de Ana.


Así, puedo vincularme como receptor al significado lógico de cualquier palabra y observar su afectación en cada uno de los cinco planos o dimensiones que me conforman (todo y que esta afectación es multidimensional simultánea). En este caso, cómo opera el significado lógico de Argentina en los diferentes planos o dimensiones de Ana como receptor.

 

La palabra y el receptor como elementos multidimensionales


Ahora bien, también puedo elegir observar una palabra concreta como elemento multidimensional independiente, esta vez sin vincularla a mi receptor, y aplicar las cinco vueltas del abc. ¿Y para qué? Para conocer a través de la lógica de la palabra cómo se ha articulado multidimensionalmente el objeto (ya sea una entidad concreta o abstracta) que está siendo nombrado a través de ella.


Por ejemplo, pensemos en palabras con suficiente entidad, como puede ser el nombre de un planeta o país, por ejemplo “Argentina”. Esta vez no voy a vincularla con ningún receptor sino al propio objeto (ya sea entidad concreta o abstracta) al que me refiero al nombrarla, y que porta su lógica. Así, aplico esta visión multidimensional de las vueltas del abc sobre la propia palabra.

  • La primera vuelta: “la lógica de Argentina en su contexto”.
  • La segunda vuelta: “los circuitos lógicos de Argentina”.
  • La tercera vuelta: “la lógica de la percepción de Argentina”.
  • La cuarta vuelta: “el diseño Argentina funcionalizando con la lógica”.
  • La quinta vuelta: “es el significado lógico de la palabra operando en la lógica de Argentina. Así que la vuelta 5 me informa sobre “la Lógica abstracta de Argentina”.


De esta forma, mediante las vueltas del abc, obtengo una visión multidimensional acerca de la palabra “Argentina” y su lógica funcionalizando simultáneamente en sus cinco planos o dimensiones.

Una curiosidad es cuando aplicamos las vueltas del abc sobre la palabra que designa particularmente al receptor: su nombre propio (en este caso palabra, objeto y receptor coinciden).


Por ejemplo, si quiero observar mi vínculo, como receptor, con la lógica de mi nombre “Ana”.

  • La primera vuelta: es el significado lógico de la palabra operando en el contexto del receptor. Así que la vuelta 1 me hablaría de “la lógica de Ana en su contexto”.
  • La segunda vuelta: es el significado lógico de la palabra operando en los circuitos de Ana. Así que la vuelta 2 me informa sobre “los circuitos lógicos de Ana”.
  • La tercera vuelta: es el significado lógico de la palabra operando en la neurología de Ana. Así que la vuelta 3 me informa sobre “la lógica de la percepción de Ana”.
  • La cuarta vuelta: es el significado lógico de la palabra operando en el diseño de Ana. Así que la vuelta 4 me informa sobre “el diseño Ana funcionalizando con la lógica”.
  • La quinta vuelta: es el significado lógico de la palabra operando en la lógica de Ana. Así que la vuelta 5 me informa sobre “la lógica de Ana”.


De esta forma, las vueltas del abecedario nos aportan una visión multidimensional acerca de cómo se conforman las palabras y su lógica, y cómo éstas afectan las distintas dimensiones o planos en los receptores.

Así, las vueltas del abc nos permiten observar la afectación de la lógica de la palabra sobre el objeto nombrado, aportando una visión muldimensional del objeto en sus cinco dimensiones.

Las 5 vueltas no son un límite, sino un punto de partida, de manera que este planteamiento queda abierto a los receptores que quieran seguir ampliando el número de vueltas o dimensiones, según les resuene.

Para facilitar los cálculos de las 5 vueltas, en la página principal de WikiLógica (apartado “Herramientas gratuitas”), se encuentra a disposición de los receptores la “Calculadora de las 5 vueltas del abc”, en forma de archivo Excel descargable.

 

 

 

5v cal.jpg