9. jul., 2017

LA INOCULACIÓN DE LOS ARQUETIPOS DE HOLYWOOD

Y llegado el verano tocan estrenos en los cines de España.
Viendo algunos de los trailers me quedo pasmada; cine para masas que no crecen; ejemplo, una banda de atracadores muy simpáticos que delinquen con gracia y tal encanto, que sólo cabe ponernos de su parte; otra, esta va de desastres naturales, que gusta mucho y dan morbo; el tema es que alguien está manipulando los satélites que controlan el clima provocando múltiples desastres naturales, pero gracias a dios, ese dios que le va la marcha del castigo y aniquilación pero ama a los hombres, gracias a Él, digo, hay un héroe que nos salvará a todos... en definitiva, cine para masas que no quieren crecer, cine que inocula en la masa los más estereotipados y huecos arquetipos, para que la masa no tome una forma coherente ni independiente, y se mantenga siempre a la espera de que alguien mejor, más valiente e inteligente nos salvará del desastre, porque, que quede bien impreso en la mente de todos, los desastres son inevitables.

Podemos ir y tragarnos toda esta bazofia, pero hagámoslo con inteligencia, viendo toda la lógica invertida en estas super producciones, que no son simple entretenimiento, sino otra forma más de adoctrinamiento para mantener a la masa siempre inmadura, asustada y dependiente de los que saben lo que hacer, y vaya si lo saben, lo saben demasiado bien.

Al cine, como todo lo demás el sentido o la falta de sentido se lo da el que observa; el cine como todo lo demás, no es nada sin actores ni espectadores, así que... ¿Cómo es tu mirada?
Este verano no seamos masa amorfa, pongamos levadura (87) más que nada, para ver si de una vez por todas, sale un bizcocho (84) en condiciones

Ángeles Saloa

Tomado de Facebook. Angeles Saloa