Blog

29. jul., 2018

Aun cuando podemos percibir que la corrupción no nos pertenece, que no somos corruptos ni corruptibles, desde una perspectiva neutra y lógica encuentro que ello no es así.

Partiendo de la inclusión universal de cada cosa que existe y de su propósito previo como axioma desde el cual iniciamos el desarrollo de la Lógica Global Convergente, entiendo que la corrupción, como algo que existe, debe ser integrado más allá de la dificultad que podamos encontrar para ello.

La Tierra utiliza el mecanismo de su propia corrupción para transformar los elementos en nueva tierra fértil. Se pudre, se corrompe, todo aquello que debe ser transformado por la Tierra para luego re integrarse a ella. Por lo tanto, si el planeta que habitamos y del que recibimos la conciencia y la vida utiliza con provecho tal mecanismo, observo que nuestro rechazo al mismo posee un margen de error que oficia de frontera hacia nuestra propia transformación personal.

Cambiemos entonces el enfoque de la corrupción "valor" a la corrupción como potencial y valencia.

Corrompe el que "rompe con" lo que está establecido por un modelo. Si una estructura o modelo no tuviese incluida la posibilidad de su propia corrupción -desintegración- la rigidez de los sistemas y diseños vigentes no permitiría su modificación.

Ej. la biología animal es una estructura que puede corromperse y desintegrar sus elementos a partir de la muerte, siendo este un mecanismo funcional a la Tierra  en su necesidad de desintegracion e integración de los individuos y especies.

De ello se desprende que si una estructura es corrupta, su contenido lo será potencial o actualmente en mayor o menor grado. 

A nivel ecológico una corrupción mas rápida del elemento permite un mayor y mejor aprovechamiento, mientras que aquellos elementos cuya corrupción se produce en mayor tiempo son  eventuales productores de contaminación.

Esto que se entiende fácilmente aplicado a la naturaleza, es menos entendible si nos referimos a corrupción en aspectos sociales, políticos y económicos. 

En la civilización humana "la corrupcíón" tiene una connotación inversa a la que posee en relación a las especies. Sin embargo sus parámetros lógicos son los mismos, ya que tiene como finalidad la desintegración del sistema por la violación de las normas que éste impone.

Desde la civilización humana hay una corrupción "mala" que es aquella a través de la cual, por ej., se secuestra potencial de las mayorias, en beneficio de una minoría cada vez mas exclusiva y excluyente. ("mala" si la persona se referencia en las mayorias, pero "buena" si pertenece o puede conectarse a recibir el potencial de la minoria, valor o antivalor según quien mire.)

Desde una perspectiva la corrupcion contribuye a la finalidad de desestabilizar o desmantelar una estructura o sistema, porque provoca su disfuncionalidad, pero esta parametrización corrupta utilizará el contenido estructural sin tomar en cuenta (o aceptando)  que arrastrará el contenido en su caída. El contenido preferirá corromperse también si con esto logra su sobrevivencia.

Ej. una estructura económica corrupta que privilegia la especulación financiera por sobre la generación de bienes y servicios, hace que aquellos que se consideran "no corruptos" adopten también conductas especulativas con fines de "protección" y asi "si el dolar sube", yo, persona común compro dolares también como los grandes especuladores, no porque "quiera", sino porque me obliga a corromperme la estructura vigente o bien a pagar el precio de no  hacerlo.

En definitiva, la corrupción no es "mala" en sí misma, es un mecanismo neutro que la Tierra utiliza para su continuo cambio y transformación. Es un potencial. De la manera en que lógicamente este potencial sea parametrizado por la civilización humana será que se pueda aprovechar de él como combustible de conciencia y acotamiento de margen de error o bien, la repetición de conductas corruptas nos lleve a la explosión y desintegración de la civilización humana.

Las conductas que corrompen, o "rompen con", pueden dejar a la vista disfuncionalidad y margen de error del modelo vigente para su acotamiento, o bien, desbordar significativamente este margen sin posibilidad de absorción de los cambios en los planos concretos, sino a través de la destrucción.

ESTRUCTURA CORRUPTA suma 271: permite trazar un circuito entre 7 y 1, interconecta frecuencias en disparidad de velocidades, generando diferencia de potencial.

ESTRUCTURA NO CORRUPTA: 301: permite la paridad de tres velocidades, perspectivas, personajes en el receptor.

La estructura corrupta desestabiliza. Si interponemos NO (30) la estructura no corrupta, genera estabilidad sin suprimir el mecanismo de corrupción, pero acotandolo a su función neutra de mecanismo de transformación. 

Este 30 trae paridad de los tres personajes en el punto cero del eje Y. Es el punto de derivación de la Corrupción y por ende la convierte en un mecanismo aprovechable en convergencia.

Saludos.

 

Contacto: seror00@gmail.com

Encuentros personales y consultas on line via Skype y Zoom. 

Entrega del material ralentizado grabado y escrito.

 

Ver "Didáctica"

 

Libro "Abordaje de las Emociones Negativas".

 

 

 
10. jul., 2018

APORTE DE  María Paloma Sánchez

Os quiero compartir algo a raíz de lo que me comparte a mí mi amiga Pilar Albero, con respecto al Mundial. Más detalles que ella ha visto, más cuadros que salen a la luz.
El mundial está representando al espacio tiempo que está actualizando la lógica de la estructura 5777 subyugada al pasado”. Por tanto, el mundial nos va a mostrar de qué va esta actualización. 
Curioso que el mundial comienza el 14-6, (un diseño ante su frontera) que es el día 165 (el receptor tiene FE a la vista). Es el día -200 en negativo, luego está la posibilidad de la recreación de esa Fe, de dejar de creer en el cielo y conectar a la Fe de la Tierra (Fe, hierro del centro de la tierra). El mundial termina el día 15-7. Interesante, muy acorde con respecto a lo que el otro día compartí en esta página del partido de Colombia. 157: el receptor ante la colom-bia o vía de gestión del error.

Es decir, el mundial empieza el día que puede hacerse bisagra a la Fe (165) y termina el día que se puede hacer bisagra a la Santa=57, día 15-7. Lo cual significa que lo que se juega es la mutación de esa lógica en el servidor (65 visto de futuro es 56). ¿Qué Fe vamos a colocar en el servidor, la Fe en el cielo o la Fe en la tierra? Y termina el día en el que se puede hacer bisagra a la idea “santa o camino de perfección” para habilitar la colom-bia, o vía de gestión del error.

Y en mitad de todo este juego en Rusia, (7 habilita el espacio ) se produce ese evento 56, el servidor, donde se está cargando una lógica nueva. Ahora bien, Pilar me hace ver que si sumamos las frecuencias desde el día que comienza (165) hasta el día que acaba (día 196, la valencia o capacidad de enlace) el resultado es sorprendente: 5776. Falta un receptor (1) para completar esta estructura 5777, que es la estructura caducada, del calendario judío. Pero igualmente me llama la atención porque 57 es esa santa/colom-bia, y 76 es lo que suma la palabra MÍSTICA. La santa con su mística llegan al final de su estructura. De hecho, ya lo mostró el partido Colombia-Inglaterra. El Día habló (diablo=44-Inglaterra) y la Santa se calló (Santa 57-colombia), habilitando entre ambos la Colom-bia, o vía de gestión del error.

Ahora quedan la semi final y la final. 
Inglaterra 44-Croacia 385= 429 (dentro de dios, 49, hay circuitos)
Francia 33-Bélgica 32= 65 (de nuevo la Fe=65)

Las frecuencias de todos ellos sumados: 494, todos los diseños con el propósito a la vista. O expresado de otra manera: el dios del pasado (49) y el dios desde el futuro (49) miran al propósito. Diseño global interconectado. Mutación de dios.

Si restamos a 86223 (todas las frecuencias mundiales) el 494 (las frecuencias que juegan la semi final y final) vemos que las frecuencias globales que sostienen el juego de estos cuatro son 85729: 
se sincroniza 57 (la colom-bia) para una biología (72) en propósito (9). 
Tomo el 7 dos veces, compartido por esas dos palabras, colom-bia y biología. Porque lo que está mutando en el espacio tiempo es nuestra biología, se está liberando de la interferencia biológica.

Ya hay una lógica nueva en el servidor (evento 56) y le corresponde descargarla a los códigos 3 y 4 (Europa) representantes de la neurología del planeta para que de ahí fluya y se informe al resto del organismo. 7 (Rusia) habilita circuitos y se retira, pero sigue sosteniendo el espacio y el tiempo: ha dado paso a 385 (Croacia), el receptor concreto que sincroniza a la lógica abstracta. Ahora veremos cómo se desarrolla el juego. Una de las posibilidades disponibles para la final sería Francia-Inglaterra, 33-44, meridiano París-Greenwich. Cualquier cosa que acontezca, veremos la habilitación mundial del espacio tiempo.

Ma Paloma Sánchez Martinez
10-07-2018
CG: 2095

1. jul., 2018

El receptor biológico, plano 1 (letra A) está A-mu-rallado (amurallado). Es decir, nuestro plano 1 está “muy rallado”. La expresión “estar rallado”, “no me ralles”, “esto me ralla”, sería como decir que eso que acontece agota, llega a su máximo aguante, es decir, a su frontera… En definitiva, a su Mu-ralla.
Y tenemos que el año pasado, el día de los encierros de San Fermín (fermé, cerré) (con esos toros que dicen MUUUUUUU… y el A corriendo delante hasta llegar a encerrarse con ellos, tras una “muralla” en la plaza) se produce una violación masiva a una mujer por parte de un grupo llamado a sí mismo la MANADA.
Manada suma 34 y produce una violación de una Ma, que además es negada, pues se pone en duda que dijera NO, es decir, que no fuera un hecho consentido. No se reconoce el NO de la ma. Como todo cuanto se muestra en el contexto es una exacerbación de algo que no podemos ver adentro, yo me hice la pregunta. ¿Qué es la MANADA adentro, qué significa esta violación?
Al cabo de unos días me doy cuenta, hablando con Laura, del circuito lógico de los programas de plano 4. Plano 4 te instala un programa, por ejemplo, de miedo (a lo que sea) y automáticamente aparece el programa opuesto: has de superar el miedo. 
El juego de plano 4 es siempre el mismo: la instalación de un programa que genera conflicto (que siempre tiene relación o es una expresión de los cuatro marcadores, supervivencia, protección, comparación-competencia y sustitución del faltante), y a continuación surge la otra voz o voces que instan y obligan a la superación de ese programa instalado. Es como si el diablo te instalara un miedo y dios te dijera que has de superarlo.

“Pero… ¡si yo no me lo instalé!”-protesta el plano 1.

Pero ¿cómo reaccionamos en nuestro plano 1? 
Si plano 1 se siente incapaz de superar su programa (por ejemplo, tener miedo) y no hace nada por ello, aparece la recriminación de la otra voz: “deberías haber podido atreverte a superar tu frontera”, en pro de unos valores (velentía, capacidad de progresar, crecimiento personal…). En definitiva, el receptor (plano 1, obediente a 3) se siente muy CULPABLE de no haber podido responder a esa exigencia interna de superación.

Por otra parte, si plano 1 escucha a la voz opuesta, a la voz que dice que “debería superar tal programa”, en pro de cualquier valor, y decide obligar a su plano 1 a esforzarse y superarse, igualmente se va a sentir en una culpabilidad, pues pronto se dará cuenta de que la meta que se propone de superación con el esfuerzo y control, para plano 4 nunca va a ser suficiente.

¿Y esto que ocurre internamente cómo se llama? 
VIOLACIÓN DEL RECEPTOR.
¿Por parte de quién? 
De la MANADA=34 interna, de las múltiples voces que fuerzan a plano 1, de una u otra posición. Elija “la postura que elija”, el receptor SIEMPRE es violado.
¿Os dais cuenta de que haga lo que haga nuestro receptor (plano 1), mientras entre en el juego de estas voces (las que instalan el programa y las que exigen la superación del programa) siempre la caga? ¿Acaso al receptor se le da la oportunidad o se le ha reconocido el derecho, internamente, de poder decir NO a este juego de voces contradictorias internas que lo instigan a “superarse” o a hacer “lo correcto” en pro de sus programas ?
Esas voces son nuestra MANADA=34 interna, el receptor neurológico (plano 3) presionado por todos los programas contradictorios de 4. 
3 intenta atender a todas esas múltiples voces, siente la pulsión de atenderlas. Y como consecuencia, fuerza a su humano, a su plano 1. Es decir, viola a su receptor, lo obliga desde las diferentes posturas o posicionamientos. Y se trata de una violación masiva, porque son múltiples las voces y programas que coexisten.
No tenemos reconocido internamente este derecho a NO entrar en el juego de las voces internas, en el juego de las autoexigencias. Cuando lo hemos hecho, aparece la sensación de culpabilidad. No tenemos reconocido el derecho a decir: 
“bien, tengo tal programa. No sé cómo se instaló en mí, y por tanto, no tengo ninguna obligación de quitármelo, entre otras cosas, porque no sé cómo hacerlo. Por tanto, reconozco mi derecho a decir NO a la “obligación” de superarlo en pro de unos valores." 
Reconozco mi derecho a decir NO a las exigencias de mis voces internas.
Si no tengo reconocido internamente mi derecho a que mi plano 1 diga NO a mi 3, que valida las voces de 4, entonces no soy libre para elegir otra lógica nueva para gestionar la realidad, con parámetros diferentes. Si no habilito mi NO, y siempre estoy en la auto-exigencia interna (debería poder hacer…), en función de una “superación” que no le corresponde a mi humano, (que nunca alcanzaré…) estoy violando a mi receptor.

La Manada=34 es interna, y actúa sobre el NO negado, la MA interna negada, negada en su derecho a decir no al programa de “obligatoriedad” de todo cuanto 4 exige. Por eso, masivamente la sociedad (especialmente la parte que representa a la Ma negada) se manifiesta con el lema: NO ES NO. Porque es lo que tenemos negado, nuestro derecho a poder decir NO. Pero... ¡es algo interno!

Voy a poner unos ejemplos básicos, en donde actúan los marcadores, y cómo estamos condicionados y nos sentimos obligados a seguirlos, bajo “pena” de tal vez... “morir”:

Ante un trabajo que me sale, que no quiero coger porque internamente sé que me va a sacar de una ruta que quiero explorar, ¿me doy el permiso a decirle NO a la SUPERVIVENCIA y rechazar el trabajo, a que no prime el miedo al tema económico por encima de otras instancias internas? ¿O algo en mí obliga a mi receptor a “tener que atenderlo porque has de ganarte la vida”? ¿Os dais cuenta de que ahí está el PA violando al receptor? ¿Acaso los padres no son los que nos dan esos consejos, en pro de una supervivencia? Si no puedo decir NO a la supervivencia no puedo decir Sí a una lógica nueva no basada en el miedo a la supervivencia, y que me abriría a una nueva ruta, incierta pero conectada.
Otro ejemplo:
En el caso de verme atravesando un proceso biológico, una mal llamada enfermedad, ¿puedo decirle NO a esas voces internas que me dicen que tengo que esforzarme en probar mil alternativas, informarme cuanto más mejor de todas las posibilidades de cura, que la curación depende de mi esfuerzo, de mi actitud, de que PUEDA cancelar mis programas, VER MIS ERRORES, de las medicinas adecuadas…? ¿Puedo decir NO a esa responsabilidad sobre el control de mi cuerpo, a la que no estoy obligado realmente, sin que las voces de culpa secuestren mi NO? ¿Realmente tengo permiso interno para que la Tierra gestione, (a través de los médicos o terapias si es necesario, como herramienta de la propia tierra) pero consciente de que solo ella es la que controla mi proceso? Solo si puedo decir NO a la obligación de protegerme y a la obligación de controlar mi biología en los procesos que son gestionados por la Tierra, puedo abrirme a una nueva manera de responder ante ella. Para poder decir SÍ a una lógica biológica nueva, primero he de sentirme en la libertad de poder decir NO a las viejas obligaciones con respecto a mi biología. 
Y así con todo... ¿Puedo decir NO a mi obligación de intentar superar mi miedo a volar, a las arañas, a hablar en público decir NO a la necesidad de intentar hacerlo todo bien, de esforzarme en superar mis fronteras? ¿PUEDO DECIR NO REALMENTE a mi dios interno, sin sentir culpa por ello?
Si no puedo elegir sin culparme por ello, estoy violando al receptor.
El SÍ al NO está disponible en nuestro receptor biológico. El SÍ ESTÁ.
¿Será por ello por lo que en 34 nos echamos la SIESTA?

María Paloma Sánchez
1-07-2018

182 -183

29. jun., 2018

Tomado de Radio Frecuencia Origen. Entrevista de Leticia Candelaria.

10. jun., 2018
Frio: 50. Calor 51. 50+51: 101
En relación a una pregunta surgida sobre tener una perspectiva fría, entiendo desde mi autoreferencia que este enfoque frio para observar, decidir, permite colocarse en un lugar abstracto, lógico, que conduce a la torsión. Frio es un plano 5 al punto 0, que permite ir a una bajada de esa lógica al plano, 5-1 en esa bajada opera el calor.
Todo esto que miramos como en un suceder lineal, opera todo el tiempo en nuestras vidas permite una funcionalidad en el plano 1 físico y biológico: 101. 
La Tierra nos muestra como ambos componentes son simultaneos: ahora mismo el hemisferio sur esta frío y el norte esta calido. Desde el plano físico y biologico, a quien esta atravesando el frio, le cuesta imaginar que en ese mismo instante el calor pueda estar presente y viceversa. Y percibe como excluyente, o frio o calor. Este es el margen de error de la percepción, pero sabemos que en realidad es Frio Y Calor al mismo tiempo.
Por eso una perspectiva para ser coherente incluira ambos aspectos, si bien podremos linealmente ver por separado la instancia fria -lógica y abstracta- de la caliente que necesitaremos para concretizar. 
Saludos.